Cierre del programa BEYOND

escrito por

El programa Beyond ha llegado a su fin, han sido dos años de intensos y largos encuentros, que han transcurrido básicamente en Jordania, y que también ha tenido sus episodios en Gaza, Berlín y Sri Lanka. Un grupo compuesto por veinte activistas sociales palestinos procedentes de Gaza, West Bank, Líbano, Jordania y Síria. Personas comprometidas y responsables que se han entregado en cuerpo y alma a los aprendizajes sobre procesos participativos, coordinación de grupos, transformación de conflictos, acompañamiento de procesos de duelo, miedo y trauma, entre otros asuntos. Todo ello a través de un programa basado en la experiencia y el trabajo de campo en sus respectivos países de acojida.

El último encuentro en Diciembre de 2017 ha sido maravilloso, nos hemos dado una semana entera para cerrar los procesos, las diferentes configuraciones que conforman el programa y a la vez despedirnos con calma y tranquilidad honrando lo que hemos vivido durante estos dos años, tanto a nivel de contenido, como a nivel humano.

La transformación personal y del grupo se trasluce en su forma de estar, compartir y sostener lo que sucede en el presente. Creando espacios nutritivos para el desacuerdo, para construir desde el conflicto y facilitar el contacto desde la confianza, la transparencia, y la vulneralibidad donde el que se comparte sabe que la fuerza de su relato reside en la capacidad para mostrarse.

A tres día de terminar el último encuentro nos cayó literalmente encima el anuncio de Donal Trump reconociendo Jerusalem como capiltal de Israel. Este hecho impactó de forma significativa en el proceso de cierre que estábamos realizando. La mañana del 7 de Diciembre, al empezar la sesión la sala parecía un funeral, los participantes miraban persistentemente al suelo y se hizo un silencio muy largo y muy áspero. Las caras de los participantes y sus posteriores intervenciones expresaban decepción, miedo, confusión, y rabia contenida. Y en un momento com este volvieron a demostrar que estan preparados para afrontar, sostener y transitar la incertidumbre, la confusión, el dolor, el miedo y la rabia. Fue una jornada profunda y a ratos dura, a la vez dulce y llena de afecto y contacto íntimo entre los que allí estábamos. 

Los resultados de BEYOND trascienden el desarrollo del trabajo realizado con estos veinte participantes, el impacto conseguido a lo largo del programa ha sido inmenso y ha llegado de una forma u otra a miles de personas. Y es que cada participante ha replicado su propia experiencia en el programa con un grupo (Multiplication groups) de mínimo doce personas en el campo de refugiados en el que vive en su respectivo país de acogida. Estos grupos han realizado proyectos comunitarios de participación social con actividades como: la creación de mercados autogesionados en West Bank (la palestina ocupada), jornadas participativas de convicencia con palestinos refugiados y ciudadanos Libaneses, formaciones específicas en la gestión del trauma y el duelo para cientos de profesores y educadores de las escuelas gestionadas por UNRWA también en West Bank, un documental sobre la realidad de los campos de refugiados palestinos en Jordnaia, etc. Cabe destacar que más de la mitad de estos grupos autogestionados y participativos han decidido seguir su camino para llevar a cabo proyectos sociales más allá del Programa BEYOND.

BEYOND ha supuesto para mí una oportunidad para abrir el corazón un poco más y aprender sobre el conflcito Palestino, la realidad socio-cultural de la región (Oriente Medio), y sobre todo de las vivencias y las realidades de cada participante.

Agradezco una vez más al equipo de Gestalt D.O. para este proyecto formado por Mireia Darder, Sushma Sharma y Tomás Andreu por el trabajo, el tesón, la profesionalidad y la disposición siempre abierta y colaborativa. Hemos co-creado un camino rico de experiencias y es quizás ahora el momento de saborear lo recorrido, celebrar lo conseguido y reflexionar sobre aquello en lo que podemos seguir aprendiendo.

Antes de terminar este escrito quiero mencionar a Gudrun Kramer, Directora y creadora de FASPAR y el Programa BEYOND. Una mujer excepcional y una lider capaz de aunar como nunca he visto antes la diligencia para la tarea y el corazón para las relaciones personales, entendiendo el liderazgo como un servicio, transformando la complejidad en sencillez y los conflictos en oportunidades de crecimiento. Acompañarla en este proyecto ha sido para mí una oportunidad profesional extraordinaria y un aprendizaje continuo. Las palabras se quedan cortas para poder agradecerle tanto a nivel laboral como humano todo lo que me da. Gracias.

El Programa BEYOND ha llegado a su fin. Y a punto de empezar el programa ATRAB auspiciado también por el proyecto FASPAR (Facilitating Social Participation of Palestinian Refugees), con el objetivo de formar una plataforma representativa de la juventud palestina en Líbano, capaz de dialogar y establecer contactos con las autoridades libanesas. Más adelante os contaré más..